ENVÍOS INTERNACIONALES CON GARANTÍA PROFESIONAL

Since 1990

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Colgante Crucifijo Relicario San Anton Mº Claret, 1934 -1950 – España

740,00 

1 disponibles

Datos técnicos
  • Tipología: Colgante
  • Período: 1934 -1950
  • País de origen: España
  • Buen estado de acuerdo a su antigüedad y uso
  • Dimensiones: 4,5 x 2,8 x 1 cm.
  • Peso total: 10,92 g.

Descripción

Este colgante-relicario dorado con forma de crucifijo, está dedicado al Santo catalán Antonio María Claret. Esta cruz latina con remates circulares presenta un Cristo crucificado en relieve. Los brazos de la cruz están decorados con serafines, tanto por el anverso como por el reverso. Los serafines son, de acuerdo con teología cristiana, el rango más alto dentro de la jerarquía de la angelología cristiana. La iconografía cristiana representa a los serafines como seres alados, pero con la peculiaridad de poseer tres pares de alas.

En el reverso de la pieza encontramos la pestaña redonda que abre el relicario. En ella vemos una escena que representa al santo arrodillado adorando una aparición de la Virgen con el Niño, quienes descienden de los cielos rodeados de rallos de luz y flotando sobre unas nubes. En la parte baja encontramos la siguiente inscripción: VIRGO MATER ANTº Mª CLARET.

Al abrir el relicario encontramos en la cara inferior de la pestaña una pequeña medallita que por una cara tiene la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y por la otra presenta una Virgen con el Niño. En el interior encontramos un pedacito de su manto rojo de arzobispo. Le rodea la inscripción: BEATO ANTON M CLARET · RELIQUIA. Este colgante tuvo que ser realizado entre 1934 y 1950, siendo la primera fecha la de su beatificación y la segunda la de su canonización.

Sobre Antonio María Claret (1807-1870)

Antonio María Claret y Clará, nacido en Sallent de Llobregat en 1807, fue un religioso español, misionero apostólico en Cataluña y Canarias (1840-1850), arzobispo de Santiago de Cuba (1850-1859) y confesor de la reina Isabel II de España (1857-1869); además de fundador de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (1849) y de la Congregación de las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas (1855). Fue presidente del Monasterio de El Escorial (1859-1868), donde fundó una comunidad de eclesiásticos, un seminario y un colegio de segunda enseñanza. En 1860 fue preconizado arzobispo titular de Trajanópolis. Participó del Concilio Vaticano I (1869-1870). Murió en el exilio en la abadía cisterciense de Fontfroide (Francia) en 1870. Fue beatificado en 1934 y canonizado en 1950.

Horarios

Lunes – viernes: 10:30 – 14:00 / 17:30 – 20:30
Sábados: 10:30 – 14:00
Sábados tarde y domingos: Cita previa

Dónde Estamos

C/ Miguel Íscar 4,
47001 Valladolid

Contacto