ENVÍOS INTERNACIONALES CON GARANTÍA PROFESIONAL

Since 1990

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

EL BLOG
DE FRAGONARD INTERIORS

Aprovechamos esta obra para hablaros un poco sobre Kiki, una figura con mucha fuerza hacia los años 20 en París.

Extraordinaria obra expresionista del reconocido artista monegasco Pierre-Ernest Kohl (1897-1987). Es un retrato de Kiki de Montparnasse, en su marco original de madera tallada y dorada. La composición se centra en la figura femenina de Kiki, presentada con sus rasgos característicos: ojos perfilados con kohl, labios pintados de rojo intenso y caballo corto a tazón.

Apenas se percibe lo que viste, ya que se esconde bajo un gran abrigo de piel que acostumbraba a llevar, según los relatos de los artistas que compartieron vida con ella.

Pese a ser un retrato dulce, sobre todo apreciable en su rostro idealizado, aparece mostrando un pecho, lo que remite directamente al libertinaje sexual de Kiki, la gran musa de Montparnasse.

Se trata de un retrato captado al natural, a través de un lenguaje sintético, de trazos enérgicos y bien controlados, que busca sobre todo captar la volumetría y el juego geométrico, manteniendo al mismo tiempo detalles descriptivos que eviten la pérdida de realismo. Gracias al dibujo disperso y al trazo grueso de las pinceladas, se aprecia en esta obra una clara influencia de las formas postimpresionistas de grandes pintores como Paul Cézanne, Pierre Bonnard y Édouard Vuillard.

La mirada, quizás melancólica, se pierde hacia la izquierda, como observando algo fuera del lienzo que se escapa al conocimiento del espectador.

A la orilla del Sena se erige una pequeña colina conocida como Montparnasse, que adquirió gran importancia en el siglo XIX y sobre todo, en las dos primeras décadas del siglo XX. Los artistas más reivindicativos se asentaron en este barrio, lejos de las tradiciones.

Artistas de todos los géneros (pintores, escultores, escritores) atraídos por la promesa de libertad y plena realización personal. Kiki, nacida como Alice Ernestine Prinue (1901-1953), fue la reina de ese barrio. En palabras de Ernest Hemingway “era maravillosa de ver. Siendo su rostro naturalmente bonito, ella lo había convertido en obra de arte. Tenía un cuerpo prodigiosamente hermoso y una voz agradable.”.

Por ser la gran musa de tantos artistas, Kiki ha llegado a simbolizar todo lo que ofrecía Montparnasse: fuerza y vulnerabilidad, libertad y decadencia.

En este blog encontrarás contenido de interés para ti, apasionad@ del arte.

Categorías

Premium

FRAGONARD

INTERIORS AND DECORATIVE ANTIQUES

Horarios

Lunes – viernes: 10:30 – 14:00 / 17:30 – 20:30
Sábados: 10:30 – 14:00
Sábados tarde y domingos: Cita previa

Dónde Estamos

C/ Miguel Íscar 4,
47001 Valladolid

Contacto